Cuestionario de El Temps: valoración de 2 años de Gobierno en la GVA

El número de El Temps de 30 de mayo de 2017 incluye un dossier con valoraciones de la ejecutoria del Gobierno de la GVA basado en el “Pacto del Botánic”, en el ecuador de su mandato. Comoquiera que lo publicado es un extracto, prefiero dejar constancia de lo que respondí al cuestionario…

––Després de dues dècades ininterrompudes amb governs del PPCV, el juny del 2015, la Generalitat Valenciana va experimentar un canvi de color polític. De manera breu, quin balanç fa dels primers dos anys del Govern del Botànic? Quines coses li han semblat més positives i quines més negatives?

Positivo: ante todo, en términos del alivio que supone toda renovación después de un período tan largo sin alternancia. Positivo también porque esta administración, al ser fruto de un pacto entre tres fuerzas políticas y en segundo lugar, al haber dado paso a un Gobierno bipartito, no parte de una lógica monocolor, monopartidista, la de las mayorías absolutas, y, por tanto, no trata de colonizar la sociedad civil como lo hizo el PP durante 20 años en la comunidad valenciana, no practica el expolio de lo público que llevaron a cabo los Gobiernos del PP en el Consell, en las Diputaciones, en los Ayuntamientos. Positivo finalmente por lo que se refiere al balance general del cumplimiento del contenido del acuerdo programático que es el Pacte del Botánic (como también, en el caso de la ciudad de València, el Pacte de la Nau), sobre todo porque me parece que se ha avanzado decididamente en las medidas y propuestas contenidas en los apartados de <rescate de las personas>, <gobernar para las personas> y <regeneración democrática y lucha contra la corrupción>, es decir, en términos de derechos. Otra cosa son los objetivos de <nuevo modelo productivo> y <financiación justa y auditoría ciudadana>, donde el grado de cumplimiento me parece manifiestamente insuficiente, aunque claro, el peso de la injusta y descompensada financiación impuesta desde el Gobierno Rajoy es un obstáculo muy difícil de salvar..

 

 

––Una de les matèries que més ha preocupat el nou Consell és la transparència. Considera que el nivell que s’ha assolit és suficient?

Aceptemos que siempre se puede avanzar en transparencia, como en casi todo. Pero creo que se puede decir que el esfuerzo ha sido notable, tanto en lo que se refiere a la exigencia de visibilidad y acceso de la información institucional para los ciudadanos, cuanto en la mejora de la capacidad de control y las medidas institucionales, aunque en este segundo plano, en el de la accountability, queda mucho por hacer, sobre todo si no nos limitamos al Consell y pensamos en instituciones como las Diputaciones.. Ese balance positivo me parece que justifica lo que a algunos les parecía un despropósito o una cortina de humo o simplemente fruto de la peculiar versión del Pacte del Botánic como nuevo >pacto del pollo>, crear una Consellería con semejante objetivo. Se puede mejorar: mencionaré solo un ejemplo reciente: el propio Consejo de Transparencia acaba de formular una declaración en la que reclama una reforma para obtener un estatuto propio, que le de la suficiente autonomía y eficacia de funcionamiento. Aún no tiene una respuesta.

 

––Percep que els valencians van desempallegant-se de l’estigma de la corrupció o, per contra, aquest procés requereix de molt més temps?

No: creo que aún no existe ese sentimiento generalizado de haber pasado página del peso asfixiante de la corrupción, porque mientras continúen pendientes los procedimientos jurisdiccionales por asuntos de corrupción que demuestran que el Gobierno del PP mantuvo un modelo de monopolio de poder en todos los ámbitos y con una ausencia de control tal que era casi inevitable que se generalizaran prácticas de corrupción (con la ayuda inestimable de los corruptores, por supuesto), esa mancha continuará contaminando la discusión y el espacio público. Pero me parece imposible dejar de reconocer que hay una sensación generalizada de alivio por el hecho de que el comportamiento de los responsables de la actual administración autonómica ya no da hoy para noticia diaria en términos de denuncias de corrupción y que se actúa bastante rápidamente cuando aparece una sombra al respecto.

.

––Podem, com a força que dóna suport des de fora del Govern, reclama més participació de la societat civil. A través de quins mecanismes podria incrementar-se la influència de les diverses associacions ciutadanes en la governança pública?

Que la sociedad civil participe más, sobre todo si por sociedad civil no se entiende sólo empresarios y celebrities afines (como en la famosa foto del acto impulsado por el honorable Fabra, es una reivindicación de la más elemental concepción democrática y por tanto se puede avanzar siempre más. Creo que desde el Consell (y desde el Ayuntamiento de Valencia) se ha impulsado esa lógica de participación. Otra cosa es que se sostenga que toda decisión administrativa debe ser fruto de la deliberación de representantes de la sociedad civil, algo que a mi juicio significaría la parálisis. Me parece más importante que se impulse el control efectivo y a posteriori de las decisiones, por parte de los representantes de la sociedad civil (además, obviamente del control institucional –Corts- y jurisdiccional, y del control básico que significa la libertad de prensa), que no multiplicar consejos de participación de representantes de la sociedad civil para cualquier tipo de gestión administrativa.

 

––En temes de cooperació, quins canvis ha notat?

Ante todo, la voluntad de transparencia, de seguir reglas claras y previas y de control de las decisiones y proyectos adoptados en ese marco. Hay también, me parece, una mayor participación de los agentes de las acciones de desarrollo y codesarrollo, aunque quizá todavía no se ha implementado suficientemente lo que un buen colega (Sami Naïr) considera la clave de toda política en esta materia: la descentralización, el protagonismo de los agentes -públicos pero no institucionales- de uno y otro lado de la relación y los mecanismos de control público de las decisiones.

 

Quines qüestions considera irrenunciables amb vista als dos propers anys, quan s’haurà esgotat la legislatura? Quins deures haurien d’estar resolts el maig del 2019?

Ya las he señalado en mi respuesta a algunas de las cuestiones: la contribución de la GVA para que esta comunidad, los agentes sociales, los ciudadanos, puedan abordar la radical transformación que se nos viene encima en términos de cambio del modelo de trabajo y del modelo productivo. Me parece prioritario ayudar a recuperar el talento que se nos ha ido fuera. Invertir –invertir, no gastar- en el tejido de Ciencia e Investigación, sin supeditar el modelo público de enseñanza superior únicamente a los intereses de una parte del empresariado. Desarrollar instrumentos de control y participación (alguna de las iniciativas propuestas por Podemos en el Pacte del Botánic) van en ese sentido. No hablo,porque no tengo competencia, de la necesidad de infraestructuras que sitúen a la CV en la red estatal y europea (el corredor Mediterráneo es la más evidente, incluso para un lego como yo). Y, por supuesto, todo ello significar conseguir un cambio en el modelo de financiación que impera en el Estado. Lo que no se conseguirá, me temo, mientras al frente de España haya un Gobierno como el de Rajoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 6 4 ?