Un debate sobre Soumission, la última novela de M Houellebecq

El debate sobre la desazonadora “Soumission”, la útima novela de M Houellebecq, no deja de crecer. Frente a críticas abiertamente hostiles (tanto desde el punto de vista literario como ideológico, p.ej., la de M Weitzman, quien habla de “La toxicité de Houellebecq)”, Emmanuel Carrère hace un análisis más complejo, en el que insiste en la capacidad única de Houellebecq, al que llega a comparar con Huxley y Orwell…todo ello, en la sección  Le Monde des Livres, hoy 6 de enero de 2015.

Creo que no se trata sólo del típico debate propio de corillos literarios. Me parece que acierta Carrère al sostener que tema de <soumission> (<Islam> significa “sumisión a Allah”)  sobrepasa el debate de actualidad acerca del declive del bipartidismo francés, de la propia sociedad francesa, que llevaría en 2022 a una contienda presidencial entre Marine Le Pen (FN) y  Mohammed ben Abbes (Fraternité Musulmane) saldada con la victoria del segundo.

Creo que tiene razón cuando propone que el asunto es el del futuro de Europa y aun de la “decadente” civilización europea basada en el judeocristianismo, la herencia grecolatina, el humanismo y la Ilustración, junto a un cierto modelo de capitalismo. Desde al menos la mitad del siglo XX hemos podido comprobar cómo, a lomos del individualismo exacerbado y del consumismo, ese  modelo nos lleva a un callejón sin salida.

La conclusión de Carrère, que compara el final de 1984 (“Wilson amaba al Gran hermano”), con la última frase de François, el protagonista de Soumission, francés de souche convertido al Islam para poder volver a ejercer como profesor en una Sorbonne dominada ahora por la shariah (“Je n’aurais rien à regretter”) me parece tan polémica como interesante. El precio de ese auténtico cambio de paradigma s nada menos que la libertad. Para Carrère, vivimos un desafío que se puede comparar al que afrontó la civilización grecorromana con la irrupción de la otra religión oriental, el cristianismo, convertida finalmente en oficial por Constantino.

Parece que merecer la pena volver a leer al autor de L’extension du domaine de la lutte, Les Particules élémentaires y La possibilité d’une île.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 10 14 ?