LA PAH DEBE RECTIFICAR

LA PAH DEBE RECTIFICAR

Javier de Lucas

 

 
La reacción de la PAH ante las decisiones del PSOE y de la Defensora del Pueblo (DP)  a propósito del recurso de inconstitucionalidad contra la ley 1/2013, me producen una decepción que, sin ánimo de ofender, reconoceré que raya en la indignación. Eso me obliga a pedirles con respeto, pero con firmeza, una urgente rectificación. No lo hago con propósito de descalificación. Al contrario, precisamente porque valoro muy positivamente su aportación ciudadana –en términos de renovación de la democracia y de contribución a la lucha por los derechos-, porque creo que la PAH ha jugado y juega un papel positivo en la ampliación de una democracia de los ciudadanos –ante los evidentes límites del actual marco legal de  las ILP o del recurso de constitucionalidad-, porque ha realizado una excelente pedagogía democrática sobre el derecho constitucional a la vivienda,  creo que es exigible de la PAH que no incurra en estrategias y tomas de posición que parecen propias de las organizaciones anquilosadas que con justicia critican. Como algún otro comentarista, disentí en su momento de la estrategia seguida por la PAH al presentar su “recurso”: http://alrevesyalderecho.infolibre.es/?p=1561. Estas son las razones en las que ahora baso mi propuesta para que rectifique:
1) Primero, porque me parece que la estrategia seguida por la PAH a la hora de informar de su “recurso” es, como mínimo, ambigua, si no directamente tramposa. La PAH sabía perfectamente que, según lo dispuesto en el artículo 162.1 de la Constitución,  no podía presentar ningún recurso de constitucionalidad. Podía haber aprovechado para presentar una campaña que exigiese la ampliación de los sujetos legitimados para interponer este tipo de recurso. Sin embargo, impuso una escenificación mediática que producía la impresión contraria a  buena parte de la opinión púbica: convocar el 7 de agosto una rueda de prensa a las puertas del Tribunal Constitucional en la que presentan (a la prensa) su “recurso”. Desconozco si la PAH intentó con anterioridad dirigirse a alguna de las otras instancias que pueden presentar ese recurso (los Ejecutivos autónomicos y los Parlamentos autonómicos). En todo caso, tras esa presentación a la prensa, se dirige a todos los diputados del Congreso para que firmen a título individual el recurso de la PAH. Pero se niega a aceptar que el PSOE lo presente como tal grupo parlamentario o 50 de sus diputados o senadores, por temor a la manipulación…¿quién manipula a quién? Y, sobre todo, siendo cierto que el PSOE perdió durante años la oportunidad de modificar ese marco legal injusto, ¿qué margen se le ofrecía al grupo parlamentario del PSOE cuando la alternativa era o firmar el borrador de la PAH sin modificar una coma o ser tildados de oportunistas y manipuladores?

 

2) Creo que, una vez que el PSOE presentó el recurso el día 16 de agosto, sobre la base del trabajo jurídico de la PAH –como ha reconocido- pero añadiendo otros elementos, la reacción de la PAH da aún más argumentos en el sentido ya señalado. En efecto, sus críticas a esa decisión del PSOE parecerían mostrar que la PAH, al menos sus portavoces, mantienen esa concepción patrimonial –si no lisa y llanamente prepotente- de la lucha por los derechos humanos. Incluso de la sociedad civil, a la que pareciera que pretenden representar en exclusiva: y me obligan a decir que no, que a mí no me representan y que yo también soy, con el mismo derecho al menos que la PAH, sociedad civil. El hecho de insistir en que el único recurso verdadero era el elaborado por la PAH, parece una muestra de esa actitud. Es como si lo importante para los portavoces de la PAH fuera que quedara claro que la PAH es la única instancia legítima en materia de lucha contra los desahucios, y no que se recurriera la ley 1/2013. ¿Quién debe conjugar el verbo “apropiar” que la Sra Colau ha atribuido al PSOE? ¿En qué se diferencia la PAH del oportunismo atribuido al PSOE?
3) Además, me resulta como mínimo discutible  la estrategia de la PAH frente a la otra instancia legitimada para plantear el recurso de inconstitucionalidad, el Defensor del Pueblo (DP). Vaya por delante que, a mi juicio, el DP podía y debía haber presentado ese recurso contra la ley 1/2013.  Sé que el criterio que mantiene su actual titular es el mismo que sostenían anteriores Defensores (en particular el Sr Múgica) que preferían no personarse si otro actor legitimado constitucionalmente lo hacía. No comparto ese criterio de actuación. Yo mismo he pedido con otros colegas y organizaciones y en otras ocasiones que el DP interpusiera recurso (por ejemplo respecto a la ley 4/2000) sin éxito.  En todo caso, la decisión me parece discutible, pero no necesariamente perversa o maligna, ni, menos aún, la prueba inequívoca de que la actual titular del DP actúa al servicio de intereses espurios. Y habrá que recordar que no se trata de una decisión personal, sino de la Junta de Coordinación del DP.

 

4) Ya sostuve que, a mi juicio, era un error esa decisión de la PAH publiucada el 12 de agosto y consistente en plantear un “escrache” de comunicaciones, una semana antes del fin de plazo de presentación del recurso (por qué no antes?), una suerte de bloqueo de la comunicación con el D,P a base de inundarlo con mensajes y llamadas:http://www.infolibre.es/noticias/politica/2013/08/12/la_pah_propone_una_campana_acoso_telefonico_para_que_defensora_del_pueblo_avale_recurso_6756_1012.html .   La PAH podía –a mi juicio, debía- haber presentado mucho antes esa solicitud ante el DP ofreciéndole el margen suficiente para poder examinarlo con tiempo y decidir, sin la presión de si lo presentaban – o no- 50 diputados o senadores.

 

4) Pero la reacción de la PAH ante la decisión adoptada por la Junta de Coordinación del DP el día 16, de no presentar recurso, roza la contradicción y sobre todo, lo inadmisible: ¿cómo se puede decir  que cuando se dirigieron a la Defensora con su recurso “… se lo hemos dado sólo por si tenía dificultades y no sabía cómo hacerlo, pero si sus servicios jurídicos querían podrían haber redactado otro” , al mismo tiempo que se quejan de que el PSOE se “apropie” del recurso de la PAH? En qué quedamos? Si la DP hubiera interpuesto un recurso distinto del borrador de la PAH también la habrían criticado por apropiación? Lo grave, sobre todo, es el estilo barriobajero de las críticas formuladas en los mensajes que formaron parte del “escrache” a la titular del DP y que se reforzaron después de la decisión del DP: toda la razón que se puede tener al criticar que la institución del Defensor del Pueblo no interponga recurso, se pierde por la descalificación intuitu personae hacia la Sra Becerril. Así, la señora Colau, se pregunta en varios comentarios si el hecho de que Becerril sea “ex diputada del PP y marquesa de Salvatierra” (encima, ignoran que no tiene el título nobiliario que le atribuyen, después de su divorcio…) es “incompatible para que defienda” una reclamación ciudadana…”Todo el mundo sabe que para defender los Derechos Humanos hay que tener título nobiliario hereditario, eso da mucha sensibilidad. Oiga, señora ilustrísima marquesa de Salvatierra y Defensora del Pueblo por la gracia de dios, ¿qué tal si #DefensoraDefienda #ElRecursoDeLaPAH?”, añadía en otros dos comentarios.

 

Luchar por los derechos supone enfrentarse, incluso duramente, con quienes obstaculizan su reconocimiento, su garantía y su ejercicio. Desde luego que sí.  Pero  no se defienden los derechos humanos insultando, ni desinformando, ni  reproduciendo la prepotencia de quienes los niegan. Y si uno se equivoca, como creo que ha sucedido en este caso, debe rectificar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 9 8 ?